NOSOTRAS

QUIÉNES SOMOS

Hèlia es una asociación sin ánimo de lucro, formada por voluntarias y profesionales que ofrecemos apoyo a las mujeres afectadas por la violencia machista, hasta conseguir la plena reparación y recuperación del mal sufrido, utilizando la investigación continua de sus necesidades; trabajando en red y generando proyectos de intervención y mejora en el ámbito de la violencia machista.

Realizamos acompañamientos físicos y emocionales a mujeres que viven o han vivido procesos de violencia machista, hasta que consiguen el apoderamiento de su vida. Participamos en proyectos de cooperación internacional para compartir experiencias con mujeres luchando contra el patriarcado a otras áreas del mundo, para intercambiar experiencias y fortalecer el tejido social feminista por todas partes.

ORÍGENES

Somos un grupo de mujeres formadas en la lucha feminista desde diferentes espacios. La Asociación Hèlia surge de la participación a la Plataforma Unitaria contra las Violencias de Género, que agrupa más de 110 asociaciones y entidades de todo el tejido social de Cataluña y su principal objetivo es la sensibilización y prevención de la violencia contra las mujeres, y el descubrimiento de la necesidad de una asociación que se dedique a la atención integral a mujeres que pasan por procesos de violencias machistas.

Desde sus inicios la Asociación Hèlia ha contado con el gran apoyo de muchas voluntarias. Sin ellas, la asociación no se encontraría dónde se encuentra hoy en día.

Del estudio de la situación actual y del despliegue de la Ley del derecho de las mujeres a erradicar la violencia machista, clama una necesidad objetiva de cubrir un espacio para la recuperación de las mujeres que han vivido o están viviendo violencia.

Nuestra misión es trabajar por las mujeres afectadas y supervivientes de la violencia machista para que consigan recuperar su autoestima, su plena participación social y se apoderen, a través de la sensibilización e investigación continua de las necesidades, creando proyectos y servicios de intervención y mejora, fomentando el voluntariado y la participación ciudadana.

No queremos ni un feminismo universalizador ni colonial, y nos alejamos de la idea que existe una manera correcta de luchar contra el patriarcado. Partimos de la base del respeto y de compartir experiencias para fortalecernos y apoderarnos juntas a través de la fuerza común y la sororidad del grupo.