QUÉ HACEMOS

Trabajamos con otras organizaciones de mujeres contra las violencias machistas para construir una red efectiva de sororidad desde donde poder trabajar para erradicar el patriarcado y construir un mundo libre de violencias machistas.

 

OBJETIVO GENERAL

Detectar las necesidades de las mujeres afectadas y de las supervivientes de violencia machista, así como las de su entorno más cercano, generando proyectos sociales de apoyo e intervención integral como la implantación de un programa de servicios centralizados para conseguir su plena recuperación y apoderamiento.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 

E

Acompañar las mujeres que viven o han vivido procesos de violencia machista.

E

Crear una red de voluntarias especializada para ofrecer apoyo a las mujeres que viven procesos de violencia.

E

Investigar la situación actual respeto a la ley, y a los servicios que se ofrecen tanto públicos como privados.

E

Crear proyectos de intervención y mejora según las necesidades detectadas.

E

Coordinarnos con las otras entidades que apoyan a las mujeres que sufren violencia machista para trabajar en red.

E

Ofrecer a cada mujer un servicio integral y personalizado en función de sus necesidades o demandas.

E

Llevar un seguimiento hasta la total recuperación, apoderamiento y reparación social de cada mujer

E

Impulsar y participar en el circuito de atención de los diferentes entes de atención locales: policía, salud, educación, puntos de atención, etc.

E

Potenciar el intercambio social y de experiencias a nivel estatal y europeo.

E

Dar soporte a las luchas feministas de todas partes a través de poyectos de cooperación internacional  que mejoren las situaciones de las mujeres que pasan por procesos de violencia machista.

E

Apoyar las resistencias palestinas haciendo frente a la ocupación israelí.

LÍNEAS ESTRATÉGICAS

 

Para realizar cambios profundos en la sociedad hay que explicar la magnitud de las violencias machistas y las raíces de donde provienen. Desde la asociación organizamos un ciclo formativo anual en violencias machistas dirigido a profesionales, ciudadanía, voluntariado, y mujeres. También organizamos talleres de sensibilización y prevención para centros educativos (alumnado, profesorado, AMPA’s/AFA’s), facultades y centros cívicos.

A su vez, participamos también en las concentraciones de cada tercer lunes de mes que organiza la Plataforma Unitaria Contra las Violencias de Género.

A pesar de todos los adelantos de las últimas décadas, faltan muchos recursos para que las mujeres tengan todo el apoyo que hace falta por parte de la sociedad, para la reparación social de las agresiones sufridas. Desde ésta vertiente y desde el tejido social de los barrios, las mujeres podemos ser una pieza fundamental para ofrecer apoyo y acompañamiento a otros mujeres. Promoviendo la solidaridad, la libertad de las personas y en concreto trabajando en red por el derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia.

La atención integral es un recurso práctico para el abordaje de las situaciones de violencia machista, con el objetivo de paliar sus efectos e incidir en su erradicación. Se ofrece desde una perspectiva de género y comunitaria, donde agentes sociales pueden unir esfuerzos para trabajar conjuntamente.

Se quiere dar respuesta a la necesidad de abordar de forma transversal y interseccional la violencia machista: desde la sensibilización a la población en general, pasando por la atención a las mujeres a nivel individual (psicológico, jurídico, y social) y grupal, hasta el logro de una vida llena, libre de etiquetas de víctima o superviviente, normalizando su vida cotidiana desde su autonomía, autoridad personal y capacidad de resiliencia.

Apoyamos la resistencia de las mujeres en Palestina ante la ocupación israelí y el patriarcado, a través de proyectos de cooperación internacional. Nos damos apoyo mutuo entre mujeres de diferentes países e intercambiamos ideas y buenas prácticas para combatir las violencias machistas que atraviesan nuestras vidas.
Colaboramos con las organizaciones de mujeres palestinas con el objetivo de combatir las violencias machistas y potenciar la autonomía y empoderamiento de las mujeres. Trabajamos para mejorar sus condiciones de vida promocionando la salud sexual y reproductiva y la salud emocional de las mujeres palestinas en situación de violencia.

VALORES Y PRINCIPIOS

 

E

El feminismo, que es una teoría de igualdad, que propugna que mujeres y hombres somos iguales en derechos y libertades. Es una teoría práctica articulada por mujeres que, después de analizar la realidad en la que viven, tomando conciencia de las discriminaciones que sufren por la única razón de ser mujeres y deciden organizarse para acabar con ellas, para cambiar la sociedad. (Nuria Varela, Feminismo por principiantes, 2009).

E

La solidaridad, con las mujeres que pasan por procesos de violencia machista: por su defensa y su recuperación. El rechazo a la estructura patriarcal de la sociedad, y el ánimo para cambiarla por una sociedad con igualdad real de derechos para las mujeres y libre de violencia machista.

E

La lucha por los derechos de las mujeres dentro de la legislación mundial por los Derechos Humanos.

E

El respeto a la diversidad personal y cultural. Las mujeres somos personas y agentes activos en la construcción del mundo. No queremos ni tenemos que ser tuteladas ni por el Estado ni por los hombres. Somos autónomas y con pleno derecho a participar en los procesos de construcción de las políticas que hacen rodar el mundo.

E

La solidaridad internacional y la cooperación.. Consideramos mínimos los acuerdos de la IV Conferencia Mundial de Mujeres de Beijing al 1995, con los 12 puntos acordados en la Plataforma de Acción, que desgraciadamente todavía no están vigentes en los 189 países que los firmaron y que no son vinculantes a las Naciones Unidas.

E

El trabajo en red con todas aquellas asociaciones y entidades de mujeres con las que compartimos los mismos objetivos y valores; siempre a favor de conseguir ventajas y apoyo a las mujeres que pasan por procesos de violencia.

E

La calidad, la coherencia y la responsabilidad, en todos nuestros proyectos.

E

La intolerancia ante la violencia machista.

E

La libertad de que la mujer sea cómo ella quiera y que tome sus propias decisiones de forma autónoma.

E

El rechazo a la imposición de un feminismo por encima de otros. Las mujeres en todo el mundo están luchando por sus derechos de diferentes maneras y todas son respetables. Rechazamos la imposición de los valores occidentales al resto del mundo.